Blog

WASHER
WORLD

Mantente informado de las noticias y eventos más importantes del mundo del Surf, Skate, Snow… Descubre nuestros deportistas, eventos y equipos patrocinados, y ¡prepárate para formar parte del mundo Washer!

5 blogs sobre fútbol que debes seguir

En las calles dicen que el fútbol es el deporte rey. También que es la disciplina que más personas mueve en el planeta tierra. Es casi imposible que un lunes, a las once de la mañana, no hayas tenido una conversación sobre la jornada anterior con tus compañeros de trabajo. Y no hablemos de haber escuchado las palabras “robo”, “penalti”, “Cristiano Ronaldo”, “Casillas” o “Messi”.  En todos los bares hay un par de diarios en cuyas portadas aparecen, casi cada día, las mismas tres o cuatro caras. Por eso traemos hoy, al Mundo Washer, cinco blogs sobre balompié que debes guardar en favoritos. Regálate horas y horas de lectura, con una visión diferente a la que impera en los medios de comunicación de masas. No marcarás un gol mejor en tu vida.

1. Diarios de fútbol. Un grupo heterogéneo de profesionales analizan lo que pasa bajo los focos de los estadios más importantes. En este caso no importa que sea un abogado o un informático quien está al otro lado de un reportaje: la clave está en que, como tú y como yo, sienten la magia del fútbol. Que no te engañe que dos de sus apartados se titulen “Real Madrid” y “FC Barcelona”. El valor añadido de este portal es que hasta el último futbolista de las divisiones inferiores tiene un hueco. Siempre que su historia lo merezca, claro.

2. El enganche. Tiene apenas unas semanas de vida, pero su apuesta por las nuevas narrativas y por la información de calidad están convirtiendo este medio en un imprescindible de los terrenos de juego. Además, ofrece ese tipo de contenidos que a los aficionados nos encantan: no solo cuentan lo que ocurre en el campo, también hablan sobre todo lo que rodea al deporte. Del espectáculo, vamos. El pase de Laudrup o Valderrama: los pelos del 10 son algunos de los textos que podrás leer.

3. Café fútbol. El nombre de este blog da pistas acerca de su estilo. Aquí encontrarás textos largos y, quizás, destinados a aficionados más frikis. Coge tu taza de café (de la Colombia de James y la Roca Sánchez, por supuesto), y échale horas.

4. Frases de fútbol. No es un blog al uso, pero en este sitio web leerás frases antológicas de jugadores míticos. El fútbol llena portadas, sí. Y los periódicos son volátiles. Sin embargo, las palabras de las leyendas del césped siempre estarán presentes. Recuerda: “No hay jugadores jóvenes y viejos. Hay buenos y malos”. Entra y comprueba quién se atrevió a afirmarlo.

5. Me gusta el fútbol. Está escrito por Alfredo Relaño y tiene un sabor añejo que te apasionará. Si eres de esos a los que les encanta hablar de los mundiales de los años 60, no encontrarás uno mejor. La mayoría de las fotos están en blanco y negro. Incluso hay alguna en sepia. Nosotros lo tenemos claro: nos gusta el fútbol. ¿Y a ti?

Captura de pantalla 2014-09-10 a las 18.40.13

 

 

 

Muhammad Ali: historia de una leyenda

Este es el relato de una carrera deportiva apasionante. De una estrella que brilló como pocas. Muhammad Ali, también conocido como Cassius Clay, ganó su primera medalla olímpica cuando todavía, ni siquiera, se dedicaba al boxeo de forma profesional. Un logro conseguido en 1960 y que ya vaticinaba éxitos que, como no podía ser de otro modo, acabaron llegando. Dijo de sí mismo: ”Cassius Clay es el nombre de un esclavo. No lo escogí, no lo quería. Yo soy Muhammad Alí, un hombre libre”. La libertad es lo que hace grandes a los hombres.

Los comienzos de Ali como profesional del boxeo estuvieron marcados por las victorias. Raro era que no ganara por KO. Apenas tenía 20 años. Y tan solo dos después consiguió su primer título mundial en la categoría de pesos pesados. ¿El rival? Sonny Liston, una leyenda en los sesenta. El aspirante era considerado por numerosas personas del mundillo como un chaval que hablaba más de la cuenta. Y razones no les faltaban cuando el muchacho dejaba perlas como esta: ”Yo te mostraré lo grande que soy”.

Otros de los puntos clave en la trayectoria de Cassius Clay son las peleas con Frazier. En un escenario tan emblématico como el Madison Square Garden, la segunda batalla entre ambos  tenía todos los ingredientes para ser épica. La primera victoria había sido para Frazier y Ali tenía ganas de revancha. Frazier, además, había perdido contra George Foreman su título de campeón indiscutible. Ganó Clay. El mundo del boxeo pedía a gritos una pelea entre él y y Foreman.

4438857719_bacb05ea1c_b

“The rumble in the jungle” fue el nombre que se le dio al acontecimiento. En un principio estaba programado para el 25 de septiembre de 1974 en Kinsasa, pero una lesión de Frazier obligó a posponerlo hasta el 30 de octubre. Había 60.000 espectadores. Ali, según dicen, contaba con el apoyo de la mayoría. Y entonces llegó el momento: al octavo asalto, noqueó al campeón. Se convertía así en el primer boxeador, desde Floyd Patterson, en revalidar el título de pesos pesados. La historia ya estaba escrita.

A partir de ese momento, todo lo que tocó Ali se convirtió en oro. Siempre había sido un personaje polémico y sus declaraciones en contra de la segregación racial y del cristianismo no habían ayudado a mejorar su relación con los medios de comunicación. Sin embargo, su dominio deportivo era tan grandioso que la supernova  llamada Muhammad Ali deslumbró a medio mundo. Fue el mejor y, como él mismo decía, “no es arrogancia si puedes sostenerlo”.

 

5467885520_3127516b9e_b

¿Qué necesito para esquiar por primera vez?

Pasar un día en la nieve dándolo todo no tiene precio. La sensación de bajar montañas titánicas con solo un trozo de madera (o dos) entre tus pies y el invierno tampoco. Por eso no entendemos que hayas vivido sin probarlo y te animamos a hacerlo. Además, es muy sencillo. Solo necesitas cuatro o cinco cosas que serán fáciles de conseguir, como una tabla o unos esquís (obviamente), un forfait y ropa abrigada. ¿Fácil, verdad? Sigue leyendo, que ampliamos detalles a continuación.

En primer lugar, como ya hemos comentado, debes hacerte con unos esquís, una tabla de snow o el utensilio que prefieras. Si nunca has probado ninguna de las disciplinas, la mejor opción es que los alquiles. Encontrar empresas que lo hagan desde 10 euros al día es fácil. Incluso te asesorarán y te ayudarán a encontrar la mejor opción para ti. Eso sí, no descartes en ningún momento comprar de segunda mano. Con algo de suerte encontrarás un chollo que te servirá para disfrutar durante varios años. Tú eliges.

El forfait es una elección más sencilla todavía. Más que nada porque debes escoger uno que te permita acceder simplemente por un día y vivir la experiencia. Seamos realistas: puede que no te guste, así que no pierdas dinero  a lo tonto y regálate un día sin presión para disfrutar. Y aprender, claro.

Lo tercero, y no por ello menos importante, es que lleves la ropa adecuada. La de la nieve es una sensación rara. Puedes tener frío y sudar a partes iguales. No olvidemos que tanto el esquí como el snow son deportes que implican un desgaste físico importante, sobre todo si no estás acostumbrado. Por esta razón, lo mejor es que lleves varias capas. Así podrás abrigarte a placer, según las necesidades de cada momento. Eso sí: no escatimes a la hora de llevar unos guantes de calidad. Te encontrarás con el suelo a menudo (no te preocupes, es parte del aprendizaje) y la piel y el hielo son malos amigos.

Para acabar no hablaremos de monitores o de gafas. Son recomendables, sí, pero no la panacea. Una de las cosas que más te hará disfrutar de tu escapada a la nieve es alojarte en un hotel adecuado. Un spa y una ducha caliente para relajarte serán la guinda a un día lleno de emociones. Por no hablar del placer que te dará que tu hotel esté a pie de pista.

Acabas de llegar al final de este recorrido por la nieve. Fuera esquís y botas. Notarás cómo los dedos de tus pies vuelven a su posición natural. Después relájate y siéntete satisfecho del trabajo hecho. No hay nada como probar nuevas experiencias para sentirse libre y vivir el efecto de la adrenalina.

 

5076429450_089169726c_b